h1

Ricky Lacoste y La Fiebre Amarilla

8 julio 2009

Ricky Lacoste con su guitarra de pegatinas de Snoopy, guitarra real del propio David Summers
“Ella se fue con un niño pijo… en un Ford Fiesta blanco,
con un jersey amarillo”

Así versaba el himno de toda una generación de pre-, post- y proto-adolescentes de una época, nostálgica para unos y vergonzante para otros, en la que los celebérrimos Hombres G se erigieron como reyes absolutos del panorama pop patrio. Muchos fuimos los que recapacitábamos, confusos, cómo podría ser un ‘niño pijo’ según los baremos de un elemento como David Summers, representante mayor del hijismo paparil y objeto de deseo de cientos de millares de esas “chicas cocodrilo” de antaño con el caimán tatuado en el polo. “Sufre Mamón”, película homónima con respecto al mítico hit, de las dos que Papá Summers hizo para promoción y gloria del grupo de su vástago, vino a resolver esta duda ancestral. Y ese ‘niño pijo‘ cabrón pichabrava, que supuestamente inspiró la sentida melancolía de David usurpándole la chati (Marta Madruga, en la película y en la vida real), se transfiguró en el legendario personaje ficticio de Ricky Lacoste, líder del grupo rival de sus primitivos Residuoss, “La Fiebre Amarilla”.

Sufre Mamón, como la propia musicalidad de los Hombres G, es un producto mediático injustamente infravalorado y vilipendiado hoy en día. Fiel reflejo de una era sencilla y desenfadada, no fue sino un artificio teñido de la intrascendencia hedonista autocomplaciente tan arquetípica de los Años 80. Si bien no compete debate alguno ahora sobre la calidad sinfónica de los Beatles cañís (cuyos álbumes yo, como el 90% de mis coetáneos, he coleccionado compulsivamente en formato casette, ocultos tras un doble fondo de mi estantería), su primera película es simple y llanamente una jodida maravilla.
Menciones obvias aparte de que David y Javier (el batera) no fueran precisamente Pacino y De Niro, ni que el argumento haga sombra a las tramas de Hitchcock, Sufre Mamón se puede observar, con ojos actuales, como uno de los más cutres, mofantes y estrambóticos ejercicios históricos, verdaderamente representativos de la sociedad española de una época mítica. Posters de Samantha Fox, chapitas de The Clash, jerseys de Privata del tamaño de un saco, y de entre la pléyade de nostálgicos símbolos ochenteros, destacando con fulgor propio, el pulligan amarillo, el Forfi albino de la estrofa inicial, y la guitarra española con pegatas de serie de Snoopy o Pachá del único y genuino Ricky Lacoste, nuestro héroe del día.

<em>¡...que tenéis menos fuerza que el pedo de un marica...!</em>

¡...que tenéis menos fuerza que el pedo de un marica...!

Al contrario que muchos de los detalles de la peli presuntamente biográficos, el personaje del supervillano enemigo de un heroíno David se incluyó con calzador en la trama, con el fin de animar el guión, y justificar, ya de paso, la lírica surrealista del tema que daba título al “flim”. El problema a mayores pasó a ser que esta Némesis secundaria, al alimón primo-hermano de Summers (el no-actor sevillano Gerardo Ortega, cuyo vozarrón era un ostensible doblaje), casi se merienda a la estrella del show.
No fue para menos: un entrañable macarra con tupé de gomina, clavado a ese sempiterno actor de celebérrimo rostro y menos manido renombre que es Guillermín Montesinos (el vendedor de cupones de Los Ladrones van a la Oficina, entre otros), capaz de diccionar incunables del calibre de “chaval, te estás pasando conmigo y estás jugando con la muerte”, merece un apartado propio en el Hall of Fame de la Mitología Pop. Ricky Lacoste, a pesar de sus chaquetas anacrónicas y sus camisas con corbata camaleónica, no era un pijalles al uso blandiblú, con el cuello del niki levantado y debilidad por los “osea” o “telojú”. Era, en sus propias palabras, “el más chulo del colegio”, el “semental de este ganado”, el pseudorrocker de tejanos remangados y calcetos color blanco por el que bebían los vientos -y a buen seguro los esmegmas- las buenorras preuniversitarias del Santa Cristina, recinto lectivo de leyenda madrileña donde, en la vida real, venían a parar los despojos escolares rebotados de otros centros. Como líder del grupo imaginario infausto-pop Fiebre Amarilla (no confundir con los pseudónimos artísticos plagiados de los componentes del dúo gafapasta The Raros), sus canciones egocéntricas, megalómanas e infumables resultaban toda una declaración de principios chulopiscinistas:
…sé que no puedes más, que te han dicho tus amigas
que estoy bueno de verdad,
pero hay una larga cola que tienes que esperar.
No te creas que eres distinta ni muchísimo más linda,
sólo eres una pedorra más

Exquisitos endecasílabos culteranistas, que se decían compuestos ad hoc por los mismísimos Danza Invisible (en realidad fueron creación de unos tales Javier Escuriza y Tony Palmer), que, junto a su otra delicatessen sinfónica “como mi almohada no hay nada, no hay nada”, tallaron en mármol noble la figura del último galán a la vieja usanza: sexista, despreciativo, el clásico líder de manada con derecho de primae noctis que todos deseamos ser algún día, en lugar del habitual rol de frustrado paño de lágrimas de sus víctimas despechadas calientabraguetas.
Ricky Lacoste 4

La histriónica caracterización de Ricky, en definitiva, resulta tan obvia, tan ‘malvado de cuento de Gloria Fuertes’, que resulta tarea imposible no alinearnos con el presunto antihéroe, en detrimento del bovino David, con su nihilismo impertérrito y su carisma descafeinado. El aura de Ricky es tan grande que, a fin de cuentas, es él quien se queda con la chavala (como un queso, por muy pedorra que sea), engalana su verborrea cheli a cada perla que suelta -“¡que os folle un guardia!”- y, por mucho que sean los Hombres G los que al final triunfen en la trama (por algo es su jodida película), desde el mismo momento en que el personaje es quitado de en medio, merced a un K.O. pugilístico, empezamos a echarle de menos, encontrando brutalmente prescindible el resto de la película.

Para todos aquellos depravados deseosos de saber del paradero actual del tal Gerardo Ortega, que de tan magno modo interpretó este papel, confirmarles que el chaval no volvió a actuar en la vida, que se recluyó en los quehaceres de su finca de señorito andaluz, y que a día de hoy es el orgulloso propietario de la ganadería de lidia que lleva su nombre, de reconocido prestigio taurino. Ignoro si para el hoy maduro señor, serio y respetable empresario del arte ancestral de la tauromaquia, su breve encarnación como Ricky Lacoste es motivo de orgullo, de oculta vergüenza, o se reduce a un simple y leve rumor en sus memorias vitales. Sólo sé que su indigno final en la peli, como víctima predecible de los manidos polvos pica-pica de la cancioncilla de marras, jamás consiguó masacrar su extraordinario carisma genuino.
Gerardo Ortega a día de hoy, un ganadero de éxito hoy

Saludetes e moi boas noites, meus fillos.

Anuncios

26 comentarios

  1. Buenísima esta entrada 🙂

    Tengo grabadas las dos pelis en vhs, deben estar por ahí, y la verdad que como bien dices, es irrefrenable no ponerte del lado de David, con lo capullo que ponían al pijín. Eso sí, me he partido de risa al recordarme frases como: teneis menos fuerza que el pedo de un marica XDDD y encima con el tonillo que lo decía de chuletas trasnochado!!!

    Genial, sigue escribiendo 🙂


  2. Conozco a varios “pijales blandiblú”, y me parto.
    No recuerdo que esta peli me despojara de los brazos de Morfeo.
    Summers me resulta un madurito interesante, aunque a mi me pierde la ambigüedad de Bosé.
    Tu amado personaje pasó por mi mente sin pena ni gloria, ¡cuántos habrá!
    Hábil rescate.

    ¿Para cuándo Dirty Dancing?

    Buenos días 🙂

    Lucky


  3. Y así era como nos imaginábamos en provincias que eran nuestros coetáneos madrileños.


  4. putamierda de blog


  5. muy bueno, la verdad es que yo no recuerdo esta pelicula,no se ni siquiera si la vi…en mi adolescencia escuchaba heavy o musica años 50, no me daba por los hombres G. Tendre que verla solo por la intriga del personaje Ricky Lacoste


  6. la peli de los hombres g es ha sido y siempre sera toda mi vida la mejor del mundo


  7. Buenísima entrada. Qué recuerdos las películas de los hombres G. Reconozco sin rubor que de pequeño me gustaban. A mi hermana y a mí nos ha quedado como antológica una frase, no recuerdo si de esta o de la otra películas de los G (casi seguro que de la otra): en una persecución en coche (muy lograda, por supuesto, xD) uno le dice al otro: “te cuidado, que podrías atropellar a un peatón” a lo que el otro le responde: “o a una persona”.
    Un saludo


  8. Esa frase pertenece efectivamente a “Suéltate el pelo”, película por cierto que iba a llamarse “La cagaste Burt Lancaster”, pero parece ser que el bufete de abogados de aquí el amiguete hollywoodiense removió Roma con Santiago para evitarlo por la vía judicial. También “Sufre Mamón” hubo de renombrarse en México como “Devuélveme a mi hica”, dada la categoría de palabrota mayor del título original de la peli.
    “Suéltate el pelo” es bastante peor, mucho menos “realista”, de trama marcada por tintes ‘landistas’. Mi hermanita actuó de extra con 13 añitos en una escena absurda que transcurre en una sala de fiestas.

    Saludetes e boas tardes.


  9. Menuda mierdaza ha vuelto a cagar el pedorretas este del MAIK-omepollas en este blog apestoso.Esta puta pelicula ridícula,cutre y casposa en un intento garrulero ibérico de imitar los estereotipos juveniles norteamericanos se me fué obligado a ver en el cine un domingo que yo podría habermelo pasado soñando con las batallas de Goku,Freezer y sus fuerzas especiales por mi horrible y repugnante padre mestizo disgenésico-hirsuto-miope-gafudo.

    Los temas de siempre:sistemas educativos decadentes,ambientes sociales podridos,chulos en celo,zorras repulsivas,parejitas,celos,besitos,relaciones sexuales y demás mierda asquerosa y vomitiva para tarados y putas de la vida.
    Un bodrio de película en toda regla y encima haciendo apología barata de la raza española con toda la disgenesia,mezcla con moros/judíos/gitanos y represión judeo-cristiana que tiene.

    Viendo los temas que pones pedazo de botarate alcoholizado se puede saber de qué palo vas cacho cirullo enlatado,las ranas de charca de tu calibre realmente me hacen escupir sangre al igual que los putos comeladillas y putasdemalavida que te siguen y te aplauden en su más profunda subnormalidad intrínsica.Que os den escorias.

    Puestos a tratar los 80 hablanos del grandísimo Freddy Krueger,Bola de Dragón y todo lo relacionado con lo freak,deja la caspa que pareces una puta mariñona litronera pajaresca y burlesca de chichinabo.
    Es sabido que el público gay gusta de los viajes y el lujo por eso esos temas de pseudofrikismo para pijos y charlatanas enceladas que defecas en esta mierda de blog.

    ¿Buen verano marrano?,¿has follado con muchas no-blancas?,¿ya tienes zorra para tu descendencia mestiza traidor?.Eres una puerca basura.


  10. Un mes después de sus vacaciones en la playa más cutre del litoral murciano, tras treinta días de encierro voluntario entre las cuatro paredes de su cuchitril-bungalow, al abrigo de sus papis, rehuyendo tanto los rayos solares como todo contacto social ante su pavor traumático a las mujeres en bañador, aquí aparece el compañero “intrínsico” Klonk Klink, albúreo como una pastilla de Couldina, amargado como un vejete con reuma afincado en la provincia de Asturias. Bienvenidos sean todos los recién llegados, aquí no se ejerce ningún tipo de discriminación contra tarados maníaco-depresivos.

    Saludetes y buenos psiquiatras.


  11. No si al final me voy a tener que bajar la pelicula. No la recuerdo! La cancion si, como no!


  12. MAIK TE QUIERO, ME GUSTARIA QUE ME CHUPASES EL RABO


  13. VASURA DE BLOG HIJODE PUTA PEDOFILO


  14. Recuedo que cuando vi la pelicula, originalmente en cine, nos gustó más la presentación de ‘Fiebre Amarilla’ que la de los mismos Hombres G.


  15. VOLA de MierDAS!… tODOS!…..

    PuTOS HoMBRES G, me gustAn alGunas ROLA!… Dicen Puras PEndeJADASS!!
    ni acTuar saben, aunque se me aNtoja que Patty me chupe la PollA!


  16. tas rukito riky maricon
    jeje q bueno q te partieron tu madre putito gilipolla


  17. Estoy de sudacas analfabetos hasta la punta del cinurrio.


  18. si quieres te mando una fotito mas favorecido,dime como…ricky


  19. Buenas Gerardo, tome nota del mail: jaimitoynadamas@hotmail.com

    Un saludo y grandioso papel, el suyo.


  20. no hagas casos de los comentarios, q tu blog mola!


  21. que chinguen a su reputa y revolucionaria madre Krull Khan-General Dark-Dios de la Eugenesia. puta la madre que te pario, pendejo hijo de la gran puta.


  22. Esa pelicula me encanto en todo sentido !!! Pero al final no se sab que paso con el ninño pijo ni con la Fiebre Amarilla !! Tal vez me gustaria saberlo


  23. donde podre conseguir la cancion completa de Ricky??


  24. Q LES DEN POR EL CULO A LOS Q COMENTAN EN CONTRA DE LA PELICULA,DE RICKY,DE GERARDO ORTEGA,DE HOMBRES G,DE LOS Q INSULTAN Y MENOSPRECIAN A TALES GENIOS,SOLO DECIRLES Q LES JODAN MUCHO POR EL CULO A ESOS BASTARDOS CHUPAPOLLSA,HIJOS DE 7 PADRES,MALNACIDOS Y MARICONES!!!!!! VIVA LOS HOMBRES G!!!!!!


  25. putas bolas de jillipollas mamones putos pendejos sin que hacer vallanse al coño …………


  26. Gerardo Ortega (Ricky Lacoste) es primo de David Summers al igual que la que hace de su novia Patty es la actual esposa del cantante (Marta Madruga). La película tiene algún tinte dramático pero se basa en una historia real, en una antigua novia de David Summers (Inmaculada-Macu) en la que se basa la historia de la canción “Devuélveme a mi chica” más conocida por el “Sufre mamón” del estribillo. Precisamente la historia de esta canción y que es, en cierto modo, la historia de cómo se creó el grupo Hombres G es el argumento de la película que dirigió Manuel Summers. En la película salen amigos del grupo y familiares (Guillermo Summers, Manolín Summers) y entre ellos está Gerardo Ortega que por su acento sevillano fue doblado en la película. De ahí, que ni Gerardo Ortega ni Marta Madruga hayan protagonizado más películas.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: